¿Por qué come hierba mi perro?

Principales motivos por los que el perro come hierba

A pesar de tratarse de un comportamiento natural, como parte de su rutina alimentaria, lo cierto es que cada animal tiene su predilección en el tipo de hierba y sus propios motivos para la ingesta.

  * Compensar deficiencia nutricional: La hierba le aporta un extra de fibra y vitaminas. Podría ocurrir que el perro la ingiriese simplemente por completar su dieta.

  * Efecto purgante: Si el animal tiene algún problema o molestia estomacal, incluso parásitos intestinales, utilizará la hierba como purgante, para provocarse el vómito y ­­­­­aliviar su malestar.

  * Conducta instintiva: Está probado que los lobos salvajes también comen plantas intencionadamente. Se podría tratar entonces de un comportamiento ancestral, intacto en su memoria genética.

  * Aburrimiento: Algunos perros parecen comer hierba para entretenerse o simplemente por probar nuevos sabores.

  * ¡Me gusta la hierba! Hay casos en los que el perro busca un tipo concreto de hierba o brote. En estos casos, el animal es muy consciente de lo que come, le gusta y parece sentarle bien.

¿Es perjudicial que el perro coma hierba?

Aunque no se conoce el motivo concreto de este tipo de ingesta, lo cierto es que no es nocivo, se trata de un comportamiento normal entre los perros domésticos y no debemos impedirles que lo hagan. Su dieta no tiene porqué componerse exclusivamente de alimentos de origen animal, los vegetales también son necesarios y deben estar presentes en su alimentación.

Tan sólo en algunos casos deberíamos tomar precauciones.

Pesticidas o fertilizantes: Hay que evitar lugares susceptibles de utilizar estos compuestos, especialmente en las zonas de césped de parques públicos o en las áreas de cultivo.

Plantas tóxicas: La ingesta de algunas de las plantas más utilizadas en jardines e incluso presentes en casa, pueden resultar muy peligrosas para nuestro perro, por ejemplo: las liliáceas, la hiedra, el ricino, la azalea, el laurel, el tejo, el muérdago, las adelfas, las tomateras o las plantas de Pascua.

Comer hierba compulsivamente: Si el animal come mucha hierba, y de forma obsesiva, hay que acudir al veterinario. Podría tratarse de una carencia en su alimentación o de algún trastorno de comportamiento.

Conclusión, no te inquietes si tu perro adereza su dieta convencional con un poco de verde, lo importante es que su alimentación sea natural y de máxima calidad, compuesta por ingredientes naturales y exenta de conservantes o de sustancias artificiales. Siempre que el animal esté sano y correctamente alimentado, tan sólo se tratará de un acto instintivo.

Cómo Eliminar las Pulgas de mi Mascota.

Las pulgas pueden ser un problema incluso en el hogar más impecable o en el animal doméstico más limpio.

Tratamiento contra las pulgas

-Tratar tanto su mascota y su casa, ya que las pulgas pueden sobrevivir sin un huésped durante muchos meses. Visite a su veterinario para el consejo sobre los mejores productos.

-Ropa de cama limpia con regularidad y muebles de vacío, pisos y zócalos para ayudar a destruir las pulgas en cada etapa de su ciclo de vida.

-Tirar la bolsa de la aspiradora después de cada uno.

Sólo dar a su tratamiento contra las pulgas del animal doméstico que ha sido recomendado por ellos. Productos adecuados para una especie puede no ser adecuado para otro ejemplo, algunos tratamientos de pulgas del perro contienen permetrina, un insecticida que es seguro para perros , pero altamente tóxico para los gatos.

COMPRUEBE SI HAY PULGAS.

Se rasca su mascota..

¿Puede usted ver pequeñas manchas oscuras en su piel, y los insectos pequeños pardo-negro correteando?

¿Tiene alguna desconoce el paradero de insecto pica a sí mismo?

Si su respuesta es ‘sí’ a cualquiera de estas preguntas – que podría significar pulgas.

Todavía está en duda? Cepille su mascota con un peine de dientes finos pasando sobre la superficie blanca – cualquier pulgas o excrementos serán depositados en la superficie. Añadir unas gotas de agua y si los excrementos se vuelven de color marrón rojizo que es muy probable que su mascota tiene pulgas.

Las picaduras de pulgas pueden hacer que su mascota este incómodo y con comezón, pero también pueden traer una serie de otros problemas …

Las mascotas pueden ser hipersensibles a la saliva de la pulga y sufrir una reacción alérgica.

Las pulgas se alimentan de sangre, por lo que los animales jóvenes o frágiles pueden debilitarse e incluso morir como resultado de la pérdida de sangre.

Las larvas de pulga puede infectarse con huevos de tenia. Si su mascota come una pulga infectada puede llegar a ser anfitrión de este parásito. Si su mascota tiene pulgas también debe asegurarse de que su mascota se trata de gusanos.

Las pulgas también pueden transmitir enfermedades a sus mascotas. Por ejemplo, la mixomatosis es una enfermedad grave en los conejos que se puede transmitir por las pulgas.

Las pulgas son un parásito y hay diferentes especies como las pulgas del perro, pulgas de los gatos, pulgas conejo e incluso las pulgas humanos! Muchas especies pueden infestar a más de una especie huésped.

Las pulgas sólo se chupan la sangre de sus anfitriones como adultos. Una pulga puede vivir de entre 14 días y un año y una hembra puede poner hasta 50 huevos en un día – que es 1500 en la vida!

Algunos tipos de pulgas pueden saltar más de un centenar de veces su propia longitud corporal.

Se estima que el 95 por ciento de los huevos de pulgas, larvas y pupas viven en el medio ambiente, no en su mascota.

Evitar que las pulgas se conviertan en un problema por el tratamiento de forma regular tanto su mascota y su hogar. Esto puede necesitar ser hecho durante todo el año si su casa tiene calefacción central.

Si te sirvió la información de Cómo eliminar las pulgas de mi mascota no dudes en compartirlo con tus amigos…

Beneficios de tener una mascota en casa.

Los animales de compañía están considerados como una medicina preventiva. Su cuidado y el afecto hacia ellos promueven la salud y prolongan la vida. Numerosos estudios han demostrado, por ejemplo, que cuando los acariciamos la tensión arterial se reduce, además de producir efectos relajantes en nuestro organismo. Y es que, sin duda, ellos son un verdadero antídoto contra el estrés y una fuente inagotable de amor y compañía.

Estos son algunos de los beneficios que aporta la convivencia con una mascota:

Disminuyen el sentimiento de soledad: su presencia constante hace que las personas se sientan más confiadas, seguras y protegidas. Su compañía también estimula el contacto físico y la comunicación; casi todos los dueños le hablan a su mascota y la conversación resulta más relajante debido a una sencilla razón: los animales no juzgan a las personas.

Incrementan la autoestima: los cuidados y atenciones que demandan las mascotas reducen los tiempos de ocio, hacen que la persona se sienta útil y generan una estrecha relación entre humano y animal, en la que ambos intercambian cariño y emociones. Son una constante fuente de motivación para su dueño.


Los niños aprenden: la convivencia con las mascotas contribuye a que los niños aprendan valores positivos como el respeto hacia los animales y la vida, la amistad y el amor, crea sentido de responsabilidad y promueve la comunicación entre padres e hijos. Las mascotas pueden enseñar a los niños a amar. Una mascota desarrolla en el niño la sensación de ser siempre aceptado y querido.

Mejoran el humor: ellas son una fuente de alegría y diversión para toda la familia, y con su compañía nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.
Estimulan el contacto social: tener una mascota es una buena manera de establecer contactos sociales más positivos, conociendo a otras personas

con quienes compartir anécdotas y experiencias sobre ella, ampliando así el círculo de amistades.
Ayudan a estar en forma: los perros necesitan caminar y hacer ejercicio diariamente. Compartir con la mascota y disfrutar de esta actividad hace que tanto ella como su dueño se mantengan saludables.

Favorecen la recuperación de las enfermedades: se ha demostrado que aquellas personas que poseen mascotas se recuperan más rápido de enfermedades como infartos y de cirugías, que aquellas que no las poseen.
Apoyan a personas discapacitadas: particularmente los perros, pueden convertirse en los ojos, los oídos y las piernas de muchas personas que padecen ciertos impedimentos físicos.
Nos hacen más humanos: los cuidados y el amor hacia los animales nos hacen demostrar mayor empatía y actitudes positivas hacia ellos, y así aprendemos a actuar de la misma manera con las personas.

Liberan del estrés: los estudios llevados a cabo sobre personas que poseen mascotas y otras que no tienen, muestran que el primer grupo tiene estados de ánimo más altos y periodos menores de depresión.

7 cosas que a tu perro no le gustan.

Los perros son animales sociables, cariñosos y fieles, pero no todo lo que hacemos les gusta, ¡descubre 7 cosas curiosas que a tu perro no le convencen!

1. Que le mires a los ojos.

Lo que para ti es una mirada de complicidad para tu perro puede significar reto y amenaza y puede que no le guste y se ponga nervioso. Tu perro no entenderá que se trata de una mirada cariñosa y de orgullo hasta que conozca perfectamente tu forma de comunicarte como ser humano y tenga confianza y plena fidelidad contigo. Entonces cambiará su perspectiva respecto a cómo comprende un perro y cómo se relaciona una persona, y entenderá mejor tus señales.

2. Que les digas frases muy largas

Los perros prefieren y entienden mucho mejor palabras cortas, concisas y concretas, tanto para darle órdenes como para decirle que te sientes orgulloso de él.

Las frases largas les resultan confusas porque no tienen la capacidad de entendimiento que tiene un ser humano, pero sí que comprenden palabras cortas y les resultará mucho más cómodo y relajado interactuar contigo de esta manera.

3. Que no existan reglas

Los perros necesitan cierto orden para poder vivir tranquilos y relajados y trabajar sus capacidades cognitivas de forma correcta. Si vives de forma desordenada y sin normas y convives con un perro es muy normal que este se vuelva un animal desobediente, nervioso e incluso destructivo con los objetos de la casa.

Los perros son animales de costumbres y les gusta comer, cenar y hacer sus paseos (largos y relajados) a la misma hora, así que una vida sin reglas no les gustará nada porque necesitan llevar un orden y sentirse protegidos.

4. Que les toques la cabeza

Se trata de un gesto cariñoso dentro de la comunicación humana pero un gesto de intimidación entre perros. Si llevas poco tiempo con tu perro lo más probable es que no le guste nada que le toques la cabeza. Sin embargo, lo más probable es que sea una incomodidad pasajera y con el tiempo comprenderán que esa es tu forma de comunicarte (porque eres un animal diferente y tienes otras costumbres) y lo aceptará encantado.

5. Enfrentarles directamente a sus miedos

educación de nuestros perros, ya que pueden crearle traumas de por vida a nuestras mascotas.

Uno de los miedos más comunes en perros es el miedo al agua. Lanzar a nuestro perro al agua de una piscina o fuente y obligarle a nadar para que supere su miedo o respeto por el agua puede ocasionar la respuesta contraria. Además, puede que comience a desconfiar de ti porque le has traicionado obligándole a hacer algo que le aterrorizaba.

Es necesario que los perros superen sus miedos (al agua, a estar solos, a los ruidos de los coches…) pero debemos ayudarles con delicadeza y con ciertas nociones de adiestramiento y entrenamiento, nunca a lo bruto.

6. Quedarse solo

Aunque para ellos no suponga un trauma si no poseen el síndrome de ansiedad por separación, no les gusta quedarse solos demasiado tiempo.

Estar solos en un espacio reducido y sin poder interactuar con nadie les resulta agobiante y aburrido y es posible que para saciar esa ansiedad desordenen la casa y destrocen algunos de nuestros objetos personales o del hogar como sofás, alfombras o calzado.

7. Que les toquen las almohadillas y la trufa

Aunque a ti te encante tocar esas almohadillas tan blanditas y esa naricita redonda y húmeda (¡y a veces hasta rosa!) a ellos no les hace tanta gracia.

Puede que con el tiempo se acostumbren a que les acaricies las patas y rascarles entre las almohadillas les resulte relajante, pero también es posible que les hagas cosquillas y que nunca les guste, ya que es una parte demasiado sensible para ellos.

Respecto a la trufa, lo más probable es que no les guste nunca, la nariz una herramienta muy importante para ellos, su olfato es muy potente y no les resulta nada cómodo, además, puede que incluso les hagas estornudar.

Top 5 de juguetes favoritos de los perros.

Un listado de juguetes y accesorios imprescindibles para entretener y hacer feliz a tu mascota: mordedores, frisbees, pelotas y mucho más.

La elección de un juguete para perro depende un tanto de su raza o carácter. Existen juguetes especiales y adecuados a cada estilo de vida canino. Porque cada perro es único, merece el mejor juguete y por ello se enlistan los siguientes diez mejores juguetes para perros.

1. Huesos para perros

Los hay de varios tipos, lisos o con pinchos. Pueden ser de goma (sumamente duraderos), de nylon o de material masticable como el cuero (carnaza) o materiales fibrosos y comestibles adicionados con saborizantes y que ayudan a remover el sarro. Hay otros especiales para la limpieza dental del perro que están saborizados con menta para dejar su aliento fresco.

2. Pelotas para perros

Hay toda una gama de pelotas para perros. Las hay del tamaño de un balón de fútbol (de hecho hay canes que adoran este tipo de balones) y también están las pelotas de tenis tal cual. Existen unas especiales que emiten un sonido agudo al ser presionadas por sus mandíbulas mientras que otras están atadas a una cuerda resistente. Las hay en colores brillantes y con ojos pintados o con diferentes texturas.

4. Frisbee para perros

El frisbee no pasa de moda y es uno de los juguetes más solicitados para perros de alta actividad. Ligeramente diferente a los frisbees de playa, este frisbee para perros es de una goma más suave, lo que permite el correcto “agarre” de los dientes del perro y se evita que pueda lastimarse. Los hay en colores intensos y con algunas depresiones especiales para aligerar el modelo.

6. Animales de peluche

Muy similares a los juguetes de peluche para niños, estos animales de juguete tienen la particularidad de estar fabricados en materiales mucho más resistentes e incluso lavables. Suelen tener extremidades largas para que el perro tire de estas o bien tener extremidades hechas de gruesas cuerdas de nylon.

9. Botellas traviesas

Son el juguete perfecto para cualquier perro, ya que combina una botella de plástico con un juguete de tela. Y en vez de emitir un sonido chillón, su sonido “crujiente” le da horas de diversión al mordisquear la botella de plástico (PET) que va en el interior del juguete. Hay botellas traviesas temáticas y con forma de animales.