¿Como regular el agua del acuario?

Entendemos que algunos son amantes de los peces.  así que queríamos tocar un tema importante para los dueños de estos. El cual es establecer el ciclo del agua en el acuario ya que es crucial para la vida de los peces.

Cuando compres tu primer pez es normal que lo pongas es una pecera, pero antes de hacerlo hay una cosa muy importante que debes hacer, que es: el empezar el ciclo del agua en el acuario.

Es normal que siendo nuevo en el cuidado de los peces. No sepas o no se llegue a entender lo del ciclo del nitrógeno, ya que se considera la parte más confusa de la instalación o mantenimiento del acuario.

Debemos decir que el ciclado del acuario es la parte más importante del montaje de un acuario, y si lo realizas de forma natural puede durar de 30 a 45 días aproximadamente, aunque puede durar más o menos dependiendo de lo bien que se hagan las cosas.

Se cuentan con dos puntos que se tiene que decir para todo esto:

1) La mayor parte del proceso es automático, y solo tendremos que armarnos de paciencia, realizar pequeñas aportaciones diarias de comida (o amoniaco directamente) al acuario y medir los parámetros del acuario cada varios días.

2) Se puede acelerar el proceso para que dure de unos días a una semana.

¿Qué es el ciclo del agua en el acuario y por qué es importante?

El ciclado de un acuario es un proceso mediante el cual se inicia en nuestro acuario plantado un ciclo químico muy importante: el ciclo del nitrógeno.

Este ciclo va a establecer en el acuario una serie de bacterias beneficiosas capaces de transformar sustancias químicas perjudiciales para los peces, en sustancias menos tóxicas y aprovechables por las plantas naturales de acuario.

En pocas palabras significa dejar crecer colonias de bacterias beneficiosas en el acuario y en el filtro, que reciclarán y transformarán sustancias químicas tóxicas para la vida acuática en otras no tan perjudiciales. 

Desafortunadamente, no existe un inodoro para peces. Por lo tanto, ellos defecan y orinan en la misma agua en la que nadan. A medida que aumenta el número de sus desechos, se libera amoníaco en el agua. El amoníaco es una sustancia tóxica que matará a tus peces.

ETAPAS DEL CICLO DE NITRÓGENO Este proceso natural consta de tres etapas, y a lo largo de estas, se promueve que las bacterias beneficiosas (bacterias buenas) se establezcan en el acuario. Esto es lo que mantiene a sus peces a salvo del amoníaco.

1) Se introduce amoniaco en el acuario.

El amoniaco procede de restos de comida (como las escamas para peces) que se descomponen en el agua si no son consumidos, de excrementos de peces, restos de hojas muertas, peces muertos, y en definitiva de todo tipo de materia orgánica en descomposición.

Nosotros para iniciar el ciclado del acuario utilizaremos preferentemente restos de comida o amoniaco directamente (para no maltratar peces).

2) nitritos (tóxico)

A medida que los niveles de amoníaco comienzan a disminuir, los niveles de nitrito comienzan a aumentar. Esto se debe a que las bacterias que comen el amoníaco emiten una nueva sustancia química: el nitrito.

Al igual que el amoníaco, los nitritos son altamente tóxicos para los peces. Pero no te preocupes porque, a medida que aumentan los niveles de nitrito, aparece una segunda bacteria en el acuario. ¿Y cuál es su comida favorita? Los nitritos.

Una vez que esta buena bacteria crece en número puede comer nitritos tan rápido como se producen.

3) Entra en juego el segundo tipo de bacterias nitrificantes: las Nitrobacter (transforman los nitritos en nitratos.)

Una parte de los nitratos es usada por las plantas del acuario a modo de “abono”, y otra parte se elimina en los cambios de agua semanales que le hacemos al acuario plantado. Estas condiciones sí son adecuadas para los peces y gambas.

Puntos críticos de calidad del agua en el acuario

Lo que se persigue con todas estas acciones encaminadas a estabilizarla es lograr un agua lo más parecida posible a la del medio natural en el que viven los peces. Temperatura, acidez o pH, dureza total o GH, dureza de carbonatos o KH, nivel de oxígeno, cantidad de compuestos nitrogenados (amoniaco, nitritos y nitratos) y fosfatos son los principales puntos críticos que deben estar bajo control en el acuario.

  • Temperatura y pH

Los aficionados a los peces ya saben cuando adquieren un nuevo ejemplar que deben respetar unas exigencias de temperatura y pH determinadas por la especie escogida. El pH es el potencial de hidrogeniones o hidrógeno que indica la acidez o alcalinidad del agua (7.0 significa un agua neutra, por debajo es ácida y por encima alcalina). No existe un nivel de pH ideal para todos los peces, aunque la mayoría puede mantenerse en un rango que oscila entre 5.5 y 8.0, con algunas excepciones. Para corregirlo se puede utilizar un “buffer” o estabilizador del pH.

  • Dureza total

Representa la cantidad de sales de calcio y magnesio que contiene el agua y está ligada al pH. Normalmente encontramos aguas blandas (dureza baja) y ácidas (pH bajo) o aguas duras y alcalinas (pH alto). Puede ser temporal (se elimina al hervir) o permanente (se puede eliminar por métodos químicos).

En función de la dureza el agua se clasifica en muy blanda de 0 a 4; blanda, de 4 a 8; medio dura, de 8 a 12; dura, de 12 a 18; muy dura, de 18 a 30; y extremadamente dura, por encima de 30. Como norma general los peces y las plantas prefieren aguas de blandas a medio duras.

  • Dureza de carbonatos

Es la concentración de carbonatos en el agua y forma parte de la dureza total. Tiene un efecto tampón con lo que impide una alteración demasiado fuerte y rápida del valor de pH.

  • Cantidad de oxígeno

En acuarios muy poblados es importante la cantidad de oxígeno disuelto en el agua. Puede ser introducido en el acuario inyectando aire con piedras porosas, introduciendo plantas oxigenadoras y agitando la superficie del agua.

  • Compuestos nitrogenados

Un factor perjudicial que ningún acuariófilo ignora está representado por los compuestos nitrogenados, resultado de la descomposición de los alimentos y excrementos de los peces. Los niveles de nitratos deben tratar de mantenerse al mínimo: por encima de 20 mg/l serían inadecuados para especies delicadas como los discos, aunque la mayoría de las especies soportan niveles de 40 mg/l. En el caso del tóxico amoniaco lo ideal es conseguir un valor lo más próximo a 0 mg/l; con niveles de 0,25 mg/l la mayoría de los peces no sobreviviría más de 3 días.

La acumulación de los compuestos nitrogenados es una de las razones por las que la filtración y los cambios de agua son necesarios. También se recomienda introducir plantas en el acuario, no sobrealimentar y evitar la superpoblación.

  • Alimentación

Generalmente los alimentos secos comerciales corrompen más lentamente el agua del acuario que los de origen animal (tubifex, lombrices de tierra, gusanos grindall, etc.), papillas caseras o vísceras animales que cuando no son ingeridos pueden alterar rápidamente la calidad del agua. En estos casos se necesitará un filtro más potente para reciclar el agua.

  • Fosfatos

En los acuarios plantados es importante controlar los fosfatos, ya que son uno de los principales motivos de la aparición de algas.

¿Qué necesitas para ciclar un acuario?

Para hacer el ciclado del acuario te bastará con tener esto:

  • Test de nitritos. Imprescindible. Mejor de gotas que de tiras, ya que los últimos pueden ser algo más imprecisos.
  • Test de nitratos. También imprescindible. También recomendable que sea de gotas.
  • Test de amoniaco/amonio. Solo si utilizas el método de ciclado del acuario con amoniaco directamente (luego verás lo que es).

Comida en escamas. Si realizas el ciclado del acuario con restos de comida. El proceso se detalla más adelante.

¿Cómo establecer y mantener el ciclo del agua en el acuario?

En un acuario vivo, esta cascada se establece con el tiempo. Por lo general, toma hasta tres meses antes de que un acuario nuevo tenga capacidad completa para convertir los desechos en nitrato.

El mejor método para establecer el ciclo en el acuario nuevo es ir añadiendo los peces de forma paulatina. Debes empezar con peces más pequeños para permitir que las bacterias convertidoras de nitrógeno crezcan. A partir de allí se mantendrá el ritmo del aumento gradual de los desechos.

Las bacterias beneficiosas crecen en cualquier superficie del acuario y se concentran en la esponja / medio filtrante que tiene un área de superficie alta. Por esta razón es que debes evitar limpiar por completo un tanque, ya que esto eliminará las bacterias beneficiosas. En cambio, debes realizar cambios parciales de agua de aproximadamente el 10 % del volumen, una vez por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *